Respirar Paris conserva el alma

Sabias palabras de VĂ­ctor Hugo. Independientemente de nuestros gustos en arquitectura, comida, mĂşsica, moda, etc; todos caen rendidos ante la magnificencia de esta cuidad, ParĂ­s, por ese toque especial, ese je ne sais quoi que hace que la cuidad te enamore desde el primer paso que das. La memoria que más recuerdo que ha hecho…